Pasar al contenido principal

Dr. Feynman, Premio Nobel: "No me gustan los honores"

Familia de Barinas: Otra grata oportunidad nos reune para compartir contigo esta reflexión de uno de los más importantes científicos del siglo XX como lo fue el Dr. Richard Feynman Chaser precursor de la nanotecnología, la electrodinámica y la computación cuántica.

Se le otorga el Premio Nobel de Física en 1965 y participa en la comisión de la NASA que investigó el lamentable accidente del transbordador espacial Challenger, motivo por el cual presentamos para tu consideración el siguiente vídeo clip que, aunque está en inglés, tiene su traducción en las líneas siguientes. Nuestro deseo porque disfrutes su visión acerca de los honores y las vanidades de la existencia y si lo deseas esperamos tus gratos comentarios o preguntas:

Traducción del vídeo de Richard Feynman:

No me gustan los honores. Se me aprecia por el trabajo que he realizado, y si la gente lo valora y yo veo que muchos físicos se sirven de mi trabajo, eso es todo lo que necesito, no creo que tenga sentido ir más allá. No sé si tiene algo de particular que alguien en la academia sueca decida que este trabajo merece un premio, en realidad, yo ya tengo un premio. Mi premio es el placer de descubrir cosas, el placer de contribuir en el descubrimiento, ver que que otra gente lo utiliza, eso son cosas reales, lo otro, es… irreal para mí. No creo en los honores, los honores molestan, fastidian, honores son charreteras o uniformes, es así como me educó mi padre. Me agobia, no puedo con el tema.

Cuando estaba en la secundaria, uno de los primeros honores que tuve fue ser miembro de Arista, que era un grupo de estudiantes sobresalientes, y bueno, todo el mundo quería ser miembro de Arista… y yo allí, descubrí que lo que hacían en las reuniones era debatir sobre quién era ideal para pertenecer al maravilloso grupo “que somos” ¿no? O sea, todo el rato decidiendo quién tenía que ser del club. Estas cosas me trastocan por alguna razón que no sabría explicar, y desde ese día, siempre me han molestado.

También tuve ese problema cuando llegué a ser miembro de la National Academy of Science. Al final tuve que renunciar porque era otra organización similar que empleaba la mayor parte del tiempo en ver quién era suficientemente ilustre para unirse a “nosotros”, incluyendo cuestiones tales como que los físicos hiciéramos piña porque “hay un químico muy bueno que está tratando de entrar” o porque “no tenemos suficiente espacio para éste o el otro”. ¿Qué problema hay con los químicos? Todo aquello se corrompía… por ese interés en decidir quién podía tener este honor. No me gustan honores, ¿de acuerdo?

-----------------

Nota: Si deseas más información acerca del Dr. Richard Feynman puedes presionar aquí para ir a la Wikipedia. Gracias.

Vía | Historias de Bedlam

Vía | Youtube

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.