Pasar al contenido principal

Consejos prácticos para evitar problemas digestivos en su bebe

Alicia Santamaría, doctora en Farmacia y jefe de formación técnica de Laboratorios Ordesa asegura que el cólico del lactante afecta a uno de cada cuatro bebés durante los primeros meses y suele aparecer en los primeros 15 días de vida. Se produce por la inmadurez del sistema digestivo del bebé, por una acumulación excesiva de gases a nivel intestinal debido a que su capacidad para digerir y absorber los alimentos es limitada. En ocasiones se acompaña de regurgitaciones y/o estreñimiento. Generalmente, suele desaparecer a los 3-4 meses de vida, conforme el sistema digestivo del lactante va madurando progresivamente.

¿Los síntomas? Irritabilidad, agitación, llanto inconsolable y dolor abdominal que se manifiestan de forma más frecuente por la tarde o la noche. Pueden llegar a ser episodios de más de 3 horas de llanto, un mínimo de 3 días a la semana, durante al menos 3 semanas.

¿Consejos de actuación? Hay que intentar mantener la calma y estimular la relajación del bebé. «Los baños con agua tibia o caliente pueden ser beneficiosos, así como cantar una nana, mecerlo en la cuna... También resultan de utilidad los masajes infantiles y mantener al bebé boca abajo apoyado en la palma de la mano para favorecer que expulse los gases acumulados».

Recomienda consultar con el pediatra sobre la posibilidad de utilizar alguna de las infusiones infantiles que favorecen el proceso digestivo, o, en caso de lactancia artificial, leches infantiles con fórmulas de fácil digestión y absorción que reduzcan la formación de gases y favorezcan la maduración del tracto digestivo, conocidas como AC (Anti Cólico). En el caso de las madres lactantes, también la mamá puede tomar este tipo de preparados.

Problemas de estreñimiento

Para el bebé alimentado con pecho se pueden utilizar preparados tipo infusión a base de frutas que favorecen el tránsito intestinal. Diluidos en pequeñas cantidades ayudan a hidratar las heces del bebé para que sean más suaves más fáciles de eliminar.

Si el bebé consume leche infantiles, el pediatra puede aconsejar optar por las de tipo AE (más conocidas como Anti Estreñimiento), especialmente si incluyen ingredientes presentes en la leche materna que favorecen el tránsito intestinal y disminuyen la consistencia de las heces, como el ß-palmitato, los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AGPI-CL), prebióticos (fructooligosacáridos) o nucleótidos.

Cuando ya se ha iniciado la alimentación complementaria, una buena opción es utilizar en la alimentación del bebé papillas de cereales ricas en fibra elaboradas a partir de cereales integrales.

Dar masajes en el abdomen en el sentido de las agujas del reloj y baños templados pueden ayudar al bebé a regular el tránsito intestinal y a facilitar las evacuaciones, además de relajarle.

Regurgitaciones

Trastorno digestivo que consiste en la salida del contenido del estómago sin esfuerzo hasta la boca. Puede ser frecuente u ocasional, y suele deberse a que la válvula que separa el esófago del estómago aún no cierra completamente, o lo hace de forma inadecuada. En la mayoría de ocasiones, suele ser un problema relacionado con la maduración del sistema digestivo del lactante, y habitualmente desaparece durante el primer semestre de vida.

La doctora Alicia Santamaría recomienda colocar al bebé en posición inclinada, «por ejemplo en la hamaquita o con una cuña bajo el colchón para favorecer que el alimento se quede en el estómago y dificultar su salida. Además, intentar no moverlo mucho tras las tomas».

En el caso de que el pediatra lo considere oportuno, también se pueden utilizar leches infantiles tipo AR (Anti Regurgitación). «Al ser más espesas, es más difícil que salgan del estómago, ayudando a reducir el número y volumen de las regurgitaciones —apunta Alicia Santamaría, de Laboratorios Ordesa— . Además, algunas de ellas contienen nutrientes presentes en la leche materna como los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y omega-6, prebióticos, probióticos y nucleótidos, relacionados algunos de ellos con el desarrollo del sistema digestivo y la disminución de las regurgitaciones».

Referencia.

http://www.abc.es/20121028/familia-vida-sana/abci-tema-ordesa-alimentacion-201210251059.html

2 Comentarios

Saludos familia virtual. Interesante comentario, especialmente para las madre primerizas, me gustaría que sigan dando este tipo de consejo, seguro que hay alguien por ahí que le interesa...

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.