Pasar al contenido principal

El cigarrillo y la cirugía estética no se mezclan

Este articulo describe el por qué es importante seguir los consejos de su cirujano estético si piensa someterse a un procedimiento quirúrgico y es fumador. A pesar de que más de 400.000 personas mueren cada año por alguna enfermedad relacionada con el tabaco, dejar de fumar puede ser una lucha implacable y exhaustiva. Aun cuando se trate solo de alejarse de la nicotina de forma temporal durante el período pre y post-operatorio.

Pero los riesgos son los riesgos, y ya sea que usted este expuesto regularmente al humo de segunda mano, fume dos cajetillas al día, o sea solamente un "fumador social", usted es susceptible a las complicaciones de cicatrización que el fumar conlleva.

Los fumadores presentan algún grado de constricción permanente de los vasos sanguíneos, lo que se conoce como "vasoconstricción". Así que estos pacientes ya se encuentran en una situación de desventaja en comparación con los pacientes no fumadores cuando se someten a una cirugía, con mayores riesgos asociados a la sedación y la anestesia general, así como una disminución del suministro de sangre a la piel y los tejidos más profundos.

Usted debe seguir las instrucciones de su médico, ya que en caso de no abstenerse de productos relacionados con la nicotina durante al menos dos semanas antes y después del procedimiento, la probabilidad de tener numerosas complicaciones aumenta, complicaciones tales como:

• Tener una pobre o lenta cicatrización.

• Aumento del riesgo de infección.

• Moretones por más tiempo.

• Pérdida de piel

• Formación de cicatrices hipertróficas o queloides.

• Tiene un mayor riesgo de problemas pulmonares.

Cuando hablamos de cirugía estética y tabaquismo, uno de los factores más importantes a considerar es el tipo de cirugía a que se sometan. Por ejemplo, un procedimiento que implique el aislamiento de tejido vivo (o la separación de la piel) como en una reducción de mamas, una abdominoplastia o un lifting facial, es preferible no realizarla en un paciente fumador. El monóxido de carbono en el humo del cigarrillo reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno, por lo que en este tipo de procedimientos el sitio de la herida tendrá un tiempo de curación más largo y difícil.

Sin embargo, la mayoría de los médicos estarían de acuerdo en que el abandono de los cigarrillos y cualquier otro producto de la nicotina dos semanas antes y después de la cirugía es un método positivo para garantizar una recuperación saludable.

Encontrar un buen médico que se especializa en el procedimiento que está considerando es siempre una muy buena idea sobre todo cuando se trata de aprender acerca de los riesgos asociados con la cirugía estética y el tabaquismo.

Recibe un cordial saludo

Dr. Rogelio Reza
www.beleza.mx

Acerca del autor:

Rogelio Reza es médico cirujano, especialista en cirugía estética. Cuenta con más de 7 años y más de 3,000 cirugías de  experiencia en el ramo de la cirugía plástica y estética.

______________

Gracias al Dr. Rogelio Reza por su amable y valiosa contribución a la salud del pueblo de Barinas.

______________

Imagen tomada de http://www.consejosparadejardefumar.net/tabaquismo/

Equipo de Barinas.net.ve
Hogar Virtual de la Familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.