Pasar al contenido principal

La buena vida: házla tuya

La obesidad no es una enfermedad que produzca sólo problemas estéticos o en la calidad de vida de las personas. Los efectos que el exceso de peso tiene en el organismo son múltiples y algunos de ellos, generalmente no sabemos que se deben al sobrepeso.

Los cambios metabólicos que provoca el exceso de peso son muchos. Los pacientes obesos pueden sufrir alteraciones hormonales diversas, problemas cardiovasculares, resistencia a la insulina, diabetes tipo II, problemas en los huesos como la osteoporosis o artrosis, artritis, entre otros.

Todas estas enfermedades asociadas provocan una disminución de la expectativa de vida.

Las dietas mal balanceadas ricas en grasas, especialmente grasas animales, provocan un aumento del tejido graso en diferentes áreas del organismo. Lentamente, todo el cuerpo va recubriéndose con grasa, por lo que el sistema circulatorio se ve gravemente afectado. El corazón, las venas y arterias son más exigidas para poder responder a la mayor demanda de irrigación sanguínea. La sobreexigencia al sistema circulatorio da como resultado la aparición de diferentes afecciones. La hipertensión arterial y los infartos son dos de las más comunes.

El sistema respiratorio también se ve afectado por el tejido adiposo que comienza a instalarse por todas partes. La garganta puede verse afectada y cuando la grasa comienza a depositarse allí, aparecen ronquidos y apneas del sueño. En ambos casos, la vida social y laboral del paciente se ve afectada, ya que ambas afecciones impiden un buen descanso. El paciente obeso que las padece comienza a tener problemas de concentración, falta de energía, mala memoria, cansancio extremo, puede quedarse dormido durante el día, entre otros problemas. Pero además, la falta de sueño se vincula con un aumento del mal humor, la irritabilidad y el nerviosismo.

Los trastornos hormonales son muy frecuentes entre las personas con exceso de peso. Uno de los problemas más comunes es la resistencia a la insulina pero no es el único, también pueden darse otras alteraciones como mal funcionamiento de la glándula tiroides y disminución de las hormonas del crecimiento en niños y adolescentes, entre otros.

El exceso de peso genera una gran presión sobre las articulaciones y huesos, provocando un desgaste muy superior al normal. Por esta razón las afecciones como gota, artrosis, osteoporosis, entre otras, son muy comunes entre los pacientes que padecen obesidad.

Un estudio publicado por la prestigiada revista de Medicina de Nueva Inglaterra (NEJM por sus siglas en ingles) ha demostrado que las personas que padecen de obesidad severa - Con un Índice de Masa Corporal mayor a 45 - viven hasta 20 años menos que las personas que no padecen exceso de peso.

Según el departamento de Salud y servicios Humanos de los estados Unidos (HHS por sus siglas en ingles), el estimado de años de vida perdidos como resultado del sobrepeso y la obesidad puede ser hasta de 20 años, como lo muestra la siguiente grafica:

Imagen eliminada.

También, otros investigadores estiman que la obesidad causa cerca de 300,000 muertes en los Estados Unidos anualmente.

La mayoría de los trastornos metabólicos comienzan a desaparecer cuando el paciente disminuye su peso corporal. Es muy importante que si Usted tiene exceso de peso comience a tomar medidas para recuperar su salud.

El primer paso para poder vencer al sobrepeso y la obesidad es entender que es una enfermedad y como tal tiene que ser tratada, acércate a nosotros y juntos encontraremos el tratamiento ideal para tí.

Recibe un cordial saludo

_____________________

Imágenes:

http://4.bp.blogspot.com/_lCwQVuT0cp0/TNDd1BzlPnI/AAAAAAAAA1o/yJjH-BtgGpE/s1600/Buena+Salud.jpg

http://www.vitadelia.com/images/2008/01/vida-sana.jpg

_____________________

Gracias al equipo de Adios-Obesidad.com por compartir con la familia de Barinas su valioso artículo en beneficio de la buena vida.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.