Pasar al contenido principal

Aprende a tratar las quemaduras de manera natural

Aunque no parezca posible, la rutina diaria está llena de riesgos para nosotros. El simple acto del cepillado en la mañana, o bajar al sótano –en el caso de que tengas uno–, poner al fuego la tetera, etc., son actos cotidianos en los que inadvertidamente podemos lastimarnos, tropezarnos y golpearnos con el lavabo, rodar por la escalera o quemarnos en la cocina, sí, accidentes hogareños en los que no pensamos pero que pueden ocurrir, ¿qué hacer en esa situación? Bien, si nos herimos de consideración lo indicado es pedir ayuda, llamar la atención de los otros miembros de la familia o de los vecinos, si podemos alcanzar el teléfono, entonces llamar a emergencias. Pero si las heridas son leves, quizás no hay necesidad de acudir a un servicio de atención primaria, en casa podemos tratar heridas leves de manera sencilla y eficaz.

Uno de los accidentes hogareños más comunes es ‘quemarse’, tal cual, por distracción generalmente, es normal que terminemos sintiendo en la piel el calor desagradable de las hornillas o del mango de la sartén, salpicadura de aceite caliente, entre otras menudencias. Como es un hecho tan común, compartimos contigo algunos tips que te enseñan cómo tratar quemaduras leves, tomando en cuenta que no sólo las quemaduras pueden producirse por fuego directo, es decir, en la cocina, también existe el riesgo de recibir quemaduras por electricidad, durante alguna reparación, y quemaduras químicas, por ejemplo con productos como lejía, ácido de batería y los productos para limpiar hornos.

 

Cabe resaltar, que las quemaduras que pueden tratarse en casa son las de primer grado, a saber, las menos graves, ya que afectan sólo la capa externa de la piel, que aparece enrojecida e hinchada. Cuando se toca el área quemada, hay una cantidad sustancial de dolor, sin embargo, soportable. Si las quemaduras presentan ampollas y su color es rojo intenso, estaríamos hablando de quemaduras de segundo grado, y si además presentan destrucción de tejido, entonces serían de tercer grado, las quemaduras tanto de segundo como de tercer grado ameritan atención médica de emergencia, estas quemaduras no pueden tratarse en el hogar y es muy importante saber diferenciar el tipo de quemadura, de manera que, reiteramos, estas recomendaciones sólo aplican para quemaduras leves o de primer grado.

  

Tratamiento de quemaduras por fuego directo o calor por contacto indirecto

El primer paso es aplicar frío sobre el área dañada. Hacer esto aliviará el dolor y reducirá la extensión y profundidad de la quemadura. Deja correr agua fría, a aproximadamente 15°c, a 10 cm de la piel. Ten cuidado de que no ejerza presión sobre la zona. Mientras haces esto, realiza movimientos oscilatorios. En caso de que la quemadura sea extensa, usa agua templada a 25°c. Luego, seca la piel dando toquecitos con una gasa esterilizada. Nunca la frotes, sólo toca. Lávate bien las manos y procede a desinfectar la herida, para ello usa agua oxigenada. Luego, aplica un gel hidratante, alguna crema, con una compresa de gasa y una venda. Es importante que limpies y desinfectes la lastimadura regularmente. Haz esto cada vez que coloques una nueva gasa. Quizás sientas dolor constante, por lo que cualquier analgésico oral (ibuprofeno, aspirina, naproxeno, paracetamol), cada 8 horas por 3 días, será suficiente.

 

Tratamiento para quemaduras químicas

Si te quemas la piel con un producto químico como la lejía o ácido, se trata de una quemadura química. Para tratar este tipo de quemadura, debes seguir las siguientes recomendaciones:

-Elimina los productos químicos de la piel, poniendo el área afectada bajo el agua corriente fría durante 20 minutos o más. Si el producto químico es en polvo, como la cal, sacúdela para eliminarla de la piel antes de poner la zona bajo el agua.

-Quítate cualquier joya o ropa que haya sido expuesta al producto químico.

-Aplica una toalla húmeda para ayudar a mitigar el dolor producido por la quemadura.

-Cubre la piel quemada con un paño seco, y limpio, a ser posible esterilizado.

-Si notas que se incrementa la sensación de quemado, vuelve a lavar la zona unos minutos más, asegúrate de que el olor del químico haya desaparecido para proceder a limpiar y curar la herida.

  

Remedios naturales para quemaduras leves

-Té negro: El ácido tánico de este tipo de té absorberá el calor de la quemadura. Así, favorecerá una curación más rápida. Al mismo tiempo, aliviará el dolor. Coloca algunas bolsitas en una taza de agua fría, déjalas reposar por unos minutos y vierte el agua sobre la zona dañada. Otra opción es colocar las bolsitas frías sobre la quemadura y envolverlas con una gasa, a modo de compresa.

-Aceite esencial de lavanda: Sus propiedades analgésicas y antisépticas ayudarán a desinfectar la herida y disminuir el dolor. Además, reducirá el riesgo de que queden cicatrices. Puedes aplicarlo directamente sobre la piel. También puedes colocar unas gotitas sobre una gasa y colocarla sobre la lesión. Repite el tratamiento por algunos días luego de quemarte.

-Vinagre: Este maravilloso antiséptico ayudará a prevenir las infecciones. Mezcla una parte de vinagre y una parte de agua, y usa este líquido para limpiar el área dañada. Luego, puedes cubrir la quemadura con un paño humedecido en la mezcla. Deberás cambiarlo cada dos o tres horas. Ten en cuenta que el vinagre de manzana será el más efectivo para las quemaduras solares.

-Aloe vera (Sábila): Luego de limpiar el área dañada, corta una hoja de aloe vera y aplica su gel frío directamente sobre la quemadura. Las propiedades analgésicas y astringentes de esta planta ayudarán a calmar el dolor. Además, permitirá que la piel se regenere más rápido.

 

-Miel: Por ser antibacterial, ayudará a desinfectar la herida. Además, es un antiinflamatorio natural. Para usarla, pon un poco de miel sobre una gasa y coloca ésta directamente sobre la quemadura. Cámbiala de tres a cuatro veces por día luego de limpiarte bien con agua tibia para una curación más rápida.

-Papa cruda: Pela una papa, lávala bien y frótala suavemente sobre la herida por cuatro minutos. Repite dos veces al día. Esta es una solución efectiva para reducir el dolor y evitar que se formen ampollas. Ten en cuenta que sólo funcionará si lo aplicas inmediatamente después de quemarte.

-Cebolla: El azufre y la quercitina de la cebolla calmarán el dolor. Además, evitará que se formen ampollas. Corta una cebolla y aplica el jugo sobre la quemadura. Es importante que hagas esto inmediatamente, ya que el vegetal perderá sus propiedades. Repite el procedimiento varias veces al día.

 

¿Te quemaste con el café mientras leías esto? Bueno, ya sabes qué hacer. ¡Saludos!

___________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.labioguia.com/como-tratar-las-quemaduras-de-manera-natural/

http://www.salud180.com/salud-z/consejos-para-tratar-las-quemaduras-en-el-hogar

http://primerosauxilios.org.es/quemaduras

Imágenes

http://www.consejosfarmaceuticos.com/2013/04/quemaduras-leves.html

http://cuidandomimundo.com/portal/primeros-auxilios-quemaduras/

http://www.labioguia.com/como-tratar-las-quemaduras-de-manera-natural/

http://www.periodicomundonews.com/2013/05/la-sabila-beneficios-y-propiedades-para.html

http://www.fincaarcadia.es/

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.