Pasar al contenido principal

¿Por qué y cómo se producen los accidentes cerebrovasculares?

Querida familia barinesa, recibe saludos cordiales y que tengas feliz semana, en esta oportunidad compartimos contigo un artículo del ámbito de la salud en el que puedes conocer información de utilidad acerca de una de las urgencias médicas que más pone en riesgo la salud y la vida, se trata de los accidentes cerebrovasculares (ACV). Aunque las cifras en Venezuela son poco difundidas, un importante número de venezolanos sufre al año algún tipo de ACV, de hecho, para 2012 esta era la cuarta causa de muerte en el país, una cifra alarmante tomando en cuenta que Venezuela no supera los 30 millones de habitantes, según el último censo nacional. Pero qué es un ACV y cómo se produce, acompáñanos:

¿Qué es un accidente cerebrovascular?

Hay que tomar en cuenta la terminología, se suele cometer el error de llamar a los ACV ‘derrame cerebral’ pero sucede que los ACV no son del mismo tipo. Los ataques cerebrales suceden cuando se detiene el flujo sanguíneo al cerebro. En apenas unos minutos, las células cerebrales empiezan a morir. Hay dos clases principales de accidentes cerebrovasculares. El primero, llamado accidente cerebrovascular isquémico, es causado por un coágulo que bloquea u obstruye un vaso sanguíneo en el cerebro. Aproximadamente el 80% de todos los accidentes cerebrovasculares son isquémicos. El segundo, llamado accidente cerebrovascular hemorrágico (derrame cerebral) es causado por la ruptura y sangrado de un vaso sanguíneo en el cerebro. Aproximadamente el 20% de todos los accidentes cerebrovasculares son hemorrágicos.

 

 

¿Quiénes pueden sufrir un AVC?

Los accidentes cerebrovasculares son frecuentes en personas adultas mayores de 45 años, son muy raros los casos en los que jóvenes son atacados por esta afección cerebral, pero aunque es poco frecuente puede suceder, por lo que nadie está exento de sufrir un ACV.

¿Cómo se produce?

Las razones por las que se produce son variadas, las más comunes tienen que ver con golpes en la cabeza o ejercer fuerza excesiva al defecar, también al intentar levantar peso mucho más allá de lo que el cuerpo puede tolerar. También cuadros febriles de 40° pueden ocasionar un ACV o apoplejía. En todo caso, los dos tipos de ACV se producen de forma muy similares, de los del primer tipo: un ataque cerebrovascular isquémico trombótico se produce cuando un coágulo de sangre se forma en la parte bloqueada de un vaso. Un ataque cerebrovascular isquémico embólico ocurre cuando se forma un coágulo de sangre en otra parte del cuerpo y viaja hasta un vaso en el cerebro que es demasiado pequeño como para dejarlo pasar. Mientras que un derrame cerebral hemorrágico (derrame cerebral) es ocasionado por un vaso sanguíneo debilitado que se rompe y sangra en el cerebro.

 

Síntomas

Puedes no darte cuenta que estás sufriendo un ataque cerebral porque éste afecta el cerebro. Para un espectador, alguien que esté sufriendo un ataque cerebral puede parecerle simplemente distraído o confundido. Las víctimas de estos ataques pueden quedar menos afectadas si alguien a su alrededor reconoce los síntomas y actúa rápidamente. Aprende a reconocer los síntomas:

-Entumecimiento o debilidad repentinos en el rostro, brazos o piernas (especialmente de un lado del cuerpo).

-Confusión súbita, dificultad para hablar o entender.

-Problemas repentinos para ver con uno o ambos ojos.

-Dificultad repentina para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación de los movimientos.

-Dolor de cabeza súbito y severo sin causa conocida.

  

 

Factores de riesgo

Tu dieta y hábitos de ejercicio juegan un papel importante en el riesgo de tener un ACV. Recuerda, los depósitos de grasa en los vasos sanguíneos causan la mayoría de derrames cerebrales. La principal causa del derrame cerebral es la presión arterial alta, según la Asociación Americana de Apoplejía. Fumar también podría jugar un papel: la nicotina y el dióxido de carbono causan daño a tus vasos sanguíneos, debilitándolos y poniéndote en riesgo de sufrir un derrame cerebral hemorrágico. La genética también podría ser un factor de riesgo. De acuerdo a la asociación, tu riesgo de sufrir un derrame cerebral es mayor si un miembro directo de la familia ha sufrido un derrame cerebral.

 

Un ACV puede sorprender en cualquier momento, por lo que si conoces los síntomas es imperativo que busques ayuda inmediata y acudas rápidamente a emergencia. Tener presente los factores de riesgo y llevar una vida sana puede disminuir considerablemente la posibilidad de sufrir un ACV, es muy importante que estés atento y que compartas esta información. ¡Saludos!

____________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://cnnespanol.cnn.com/2014/10/30/que-ocurre-durante-un-derrame-cerebral/

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/stroke.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_cerebrovascular

http://espanol.ninds.nih.gov/trastornos/ataque_cerebral.htm

Imágenes

http://cnnespanol.cnn.com/2014/10/30/que-ocurre-durante-un-derrame-cerebral/

http://www.identi.li/index.php?topic=272911

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/esp_presentations/100218_4.htm

http://paleoliticoenlondres.blogspot.com/2013/05/regla4.html

http://gpnumerotres.blogspot.com/2010/11/accidente-cerebrovascular-acv.html

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

2 Comentarios

Llovizna, buenos días.
Amiga permíteme saludarte y felicitarte por los variados y buenos artículos que subes a esta página. Te escribo por aquí para informarte que envié un mensaje a tu correo electrónico, esperando me respondas. Con cariño. Camila.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.