Pasar al contenido principal

Algunos remedios caseros para el hipo

Estimada familia barinesa, el hipo es una contracción espasmódica, involuntaria y repetitiva del diafragma y los músculos intercostales que provoca una inspiración súbita de aire. El diafragma es un músculo fundamental para la respiración de los mamíferos, cuando se contrae, el tórax se expande y el aire entra en los pulmones a través de la tráquea (inspiración). En cambio, cuando se relaja, el tórax se contrae y el aire sale de los pulmones a través de boca y la nariz (espiración).

El nervio frénico controla la contracción y relajación del diafragma. Si el nervio frénico envía impulsos anómalos, el diafragma se contrae de forma repentina provocando una inspiración súbita anormal y el cierre brusco de la glotis, produciendo el hipo. Algunas de las situaciones que pueden provocar el hipo son: comer demasiado o demasiado rápido, distensión gástrica por aerofagia o consumo de bebidas carbónicas, abuso de alcohol y ansiedad. La mayor parte de las veces, el hipo dura sólo unos minutos. Sin embargo, en ocasiones persiste durante días o semanas.

El hipo persistente (singultus), en su denominación científica correcta— es aquel que se presenta en forma de un ataque prolongado o ataques recurrentes durante un tiempo superior a 48 horas. Puede resolverse sin ningún tratamiento, pero en otras ocasiones es necesario administrarlo y realizar un estudio médico para averiguar su origen.  Puede incomodar enormemente a quien lo padece y provocar insomnio, pérdida de peso, dehiscencia de suturas e incluso arritmias. En estos casos puede ser signo de enfermedad severa, por lo que estos pacientes deben ser objeto de una valoración médica que evalúe las posibles enfermedades que están originando el problema.

Un equipo de investigadores franceses del Hospital de la Pitié-Salpêtrière de París, propuso en 2003 la hipótesis no comprobada de que el origen del hipo es evolutivo. Se debería a la conservación filogénetica de algunos patrones nerviosos presentes en vertebrados primitivos en los que este mecanismo podría desempeñar un papel importante para poder respirar dentro y fuera del agua, como en el caso de las ranas y otros anfibios. Se observado hipo en ratas, conejos domésticos y gatos. Parece que sólo lo experimentan los mamíferos. La frecuencia del hipo puede ser muy variable: entre dos y sesenta por minuto. El récord del ataque de hipo más largo conocido corresponde a Charles Osborne (1894-1991), que presentó hipo de forma continua durante 68 años, entre 1922 y 1990.

Cuando se sufre de hipo, un espasmo en el diafragma provoca una inspiración súbita de aire. Eso hace que las cuerdas vocales se cierren de repente, lo que produce el característico sonido "hic". Apenas a eso sucede, la gente empieza a proponer o a poner en acción la que consideran es la mejor manera de pararlo, desde sugerir que uno aguante la respiración hasta tratar de pegarle un susto. Con tantos remedios tan diferentes, ¿cuál está respaldado por evidencia científica?

Más de 100 diferentes condiciones médicas pueden causar hipo, o bien éste puede ser provocado por medicamentos, como algunos anestésicos, esteroides, drogas para Parkinson y quimioterapia. Pero en la vasta mayoría de los casos, es benigno y ninguna de esas causas se aplica. Reírse, tomar mucho alcohol, comer demasiado rápido o tomarse algo gaseoso lo pueden disparar, o puede empezar espontáneamente sin razón alguna. Algunos casos pueden ser extremos.

Afortunadamente, la mayoría de los episodios pueden frenarse con medidas simples, aunque hay distintas opiniones sobre cuál es la mejor solución.

La mayoría de los remedios caseros se basan en uno de dos mecanismos: el control de la respiración o la estimulación del nervio vago.

El primero aumenta los niveles de dióxido de carbono en la sangre, lo que reprime los espasmos del diafragma. Estas técnicas incluyen aguantar la respiración o respirar dentro de una bolsa de papel. Pueden ser efectivas a veces, pero los investigadores no saben bien por qué. Algunos piensan que es una forma de distraer al cuerpo de manera que se preocupa por el aumento de CO2 en vez de los espasmos.

El otro remedio es hacer algo que estimule al nervio vago, que corre desde el cerebro hasta el estómago, coordinando el respirar con el tragar. Este nervio está implicado en el proceso de hipar, pero uno puede interrumpir la cadena de eventos estimulándolo para que envíe señales al cerebro diciéndole que atienda esta nueva sensación en vez del hipo.nEn esta línea se recomiendan métodos como tragar rápidamente agua, morder un limón o comer hielo picado. También, halarse la punta de la lengua, ponerse los dedos en los oídos o presionar suavemente los ojos pueden estimular el nervio vago. La idea en ambos métodos es distraer al cuerpo haciendo que algo dramático le suceda. Y la misma lógica aplica cuando a uno le pegan un susto.

Si nada funciona...Un orgasmo. Este es un remedio y no siempre es posible llevarlo a cabo.  Fue adoptado por Francis Fesmire, del Colegio de Medicina de la Universidad de Tennessee. El nombre de su estudio, publicado en 1988, da una pista de cuál es la técnica: "Terminación de hipo intratable con masaje rectal de dígitopuntura". Un hombre llegó a la sala de emergencias quejándose de que había estado hipando cada dos segundos durante tres días. Después de intentar métodos como hacerlo atragantar y presionar sus ojos, el doctor se acordó de un caso que había aparecido en una publicación el año anterior, en el que el corazón acelerado de una mujer de 71 años había sido lentificado cuando el doctor le insertó un dedo en el ano. Intentó lo mismo con el paciente con hipo y funcionó. Pero luego le dieron el premio IgNobel (los premios parodia de los Nobel) por su descubrimiento. Fesmire dijo que desde entonces se había dado cuenta de que un orgasmo tendría el mismo efecto y era posible que los pacientes lo prefirieran. Ambos métodos también estimulan, en realidad, el nervio vago.

Otras personas han reportado que hacer unos ejercicios mientras se aguanta la respiración, de modo que las manos queden en la parte superior del marco de una puerta y el cuerpo se incline hacia delante, haciendo estiramientos con las manos sobre el dintel de una puerta, corta inmediatamente el hipo. También se habla de tirar de la lengua, frotarse los ojos, inhalar sales de baño o comer pan muy reseco.

Es cierto que la mayoría de los remedios tradicionales no cuentan con el respaldo de evidencia derivada de experimentos controlados. Sin embargo, los mecanismos por los que posiblemente funcionan se ajustan a lo que se sabe sobre el hipo fisiológicamente. Lo bueno es que todos esos métodos son considerados inofensivos. Ninguno es infalible, lo que podría explicar el hecho de que existan tantos y tan distintos, pero no son meras supersticiones. Cuando un ataque de hipo dura varias horas, se llama hipo persistente. Si se prolonga durante más de un día completo, empieza a ser un problema médico, de forma que se recomienda visitar al médico de cabecera a los dos o tres días de sufrir hipo constante, pues habría que comprobar si hay algún problema de salud que lo esté causando.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve
El hogar virtual de la familia de Barinas

Referencias

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2014/02/140129_mitos_medicos_realmente_hipo_finde.shtml

http://es.wikipedia.org/wiki/Hipo

http://maikelnai.elcomercio.es/2007/02/05/como-curar-el-hipo-en-12-segundos/

http://candidoweb-biocuriosidades.blogspot.com/2013/02/que-es-el-hipo.html

http://www.zocalo.com.mx/seccion/articulo/un-orgasmo-cura-el-hipo

Imagen

http://cuidandolasalud.com/hipo-remedios-eficaces-para-cortar-el-hipo/

http://www.actitudfem.com/hogar/articulo/como-quitarte-el-hipo-0

http://microrespuestas.com/por-que-tenemos-hipo

2 Comentarios

El hipo tiene una forma de curarse fácilmente, lo escuche en el programa de esta emisora, simplemente consiste en cubrir la boca de la persona que tiene hipo con la boca de otra persona, y exhalar aire caliente, así, cuando se produce el espasmo se inyecta aire caliente que relaja el nervio y el hipo desaparece.

se debe tapar la nariz como cuando se da respiración boca a boca, pero exhalando aire cálido.

inténtelo....

Una manera muy interesante de acabar con el hipo. Lo intentaré la próxima vez que me de hipo... si estoy acompañado. Gracias por el consejo. Feliz día.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.