Pasar al contenido principal

El hombre crece unos 7 cm cuando se encuentra en el espacio, sin gravedad.

Estimada familia de Barinas, uno de los efectos de viajar al espacio es que uno regresa siendo más alto. Aunque parezca increíble, se han registrado casos de astronautas que han crecido hasta 7 cm tras una misión. El motivo es que sin la gravedad que comprime los huesos, la columna se alarga y los músculos y nervios se estiran. Imagínese que las vértebras en su espalda forman un resorte gigante. La fuerza de la gravedad lo mantiene enrollado firmemente. Cuando se libera de la fuerza el resorte se estira. En un astronauta, de la misma manera la columna se alarga en mas de un 3% . Esto se debe a que hay menos gravedad comprimiendo las vertebras y entonces se pueden estirar mas de 7.6 cm.

En cierto grado un estiramiento similar de la columna ocurre cada noche. Estando acostado, la gravedad no esta comprimiendo las vertebras. Puedes comprobarlos por ti mismo con una cinta métrica. Mide tu altura cuidadosamente tan pronto te despiertes mientras sigas acostado. Te darás cuenta de que eres mas o menos 1 o 2 cm mas alto. No es tanto como lo que cambian los astronautas en el espacio, pero el principio, sin embargo es el mismo. Durante el día, las vertebras se comprimen con las actividades cotidianas y pierdes esos centimetros que "creciste" durante la noche.

Esto puede parecer una ventaja, especialmente si no se presume de altura, pero lo cierto es que supone un auténtico problema de salud. Este crecimiento repentino causa dolores de espalda e incluso puede provocar graves lesiones con el tiempo. Una vez en la Tierra, los astronautas están obligados a ejercitarse, ya que tienen cuatro veces más posibilidades de sufrir una hernia discal.

Para evitar estos problemas, la Oficina de Medicina Espacial del Centro Europeo de Astronautas de la Agencia Espacial Europea (ESA), con la ayuda del Kings College y el University College en Londres y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (EE.UU.), ha desarrollado un traje muy ajustado, denominado «Skinsuit». El mono tiene un tejido bidireccional especialmente diseñado para contrarrestar la falta de gravedad, apretando el cuerpo de los hombros a los pies con una fuerza similar a la que se siente en la Tierra. Los prototipos actuales están hechos de spandex, aunque los investigadores estudian nuevos materiales.

Según sus creadores, el mayor reto era conseguir que el traje encajara correctamente, que fuera ajustado al cuerpo pero cómodo de llevar, al tiempo que ejerciera la cantidad adecuada de fuerza en los lugares correctos. Según la ESA, por el momento, las pruebas en la Tierra han sido muy prometedoras. Los estudiantes del King College lo han llevado durante unas horas sin problemas importantes. Sin embargo, se requieren más estudios sobre los nuevos prototipos. El astronauta de la ESA Andreas Mogensen será el primero en usarlo en el espacio durante su misión en la Estación Espacial Internacional (ISS) en 2015.

El Skinsuit también podría ser útil en la Tierra. Si la tecnología demuestra ser eficaz en el espacio, podría ayudar a las personas mayores o con problemas de espalda, y mejorar las prendas de soporte que se utilizan en enfermedades como la parálisis cerebral.

 

Otros efectos de la ausencia de gravedad en el ser humanos son:

Redistribución del líquido corporal.

La disminución de gravedad provoca que parte del líquido corporal que normalmente se acumula en las piernas se redistribuye en el cuerpo, provocando que la cara se hinche ligeramente y que una parte de ese líquido se orine, por esa razón los astronautas parecen tener la cara un poco hinchada, no tiene ninguna importancia médica.

Mareos y vómitos.

Por alguna razón son frecuentes las crisis de vómito, se relacionan con el efecto de la disminución de gravedad sobre el sistema vestibular del oído o el sistema digestivo, pero no está del todo claro, tiene una importancia médica reducida aunque también puede producir una cierta incapacidad temporal, además de ser una fuente de suciedad incontrolada (el vómito se queda flotando)

Pérdida de masa muscular y ósea (osteoporosis).

La disminución de gravedad provoca que los astronautas pierdan masa muscular y ósea con el tiempo, por eso es muy importante que todos los días hagan sesiones de al menos una hora de ejercicio, tiene bastante importancia médica y hay que hacer ejercicio obligatoriamente En los primeros viajes de larga duración se llegó a dar el caso de astronautas que no podian andar, al volver a la tierra.

Estamos un poco lejos de preocuparnos de esos efectos, pero no deja de ser interesante saberlo.

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

Fuente original

http://www.abc.es/ciencia/20140322/abci-traje-para-astronautas-crezcan-201403211440.html

http://www.quantum-rd.com/2010/02/la-gravedad-y-sus-efectos-en-los.html

Imagen

http://lanada-ku.blogspot.com/p/introduccion-al-zen.html

http://colchonesblog.es/personas-mayores/#sthash.pHleXxhS.dpbs

1 Comentarios

Seria muy interesante. Para las personas de baja estatura

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.