Pasar al contenido principal

Cuidado con la elección de tus contraseñas

Familia barinesa, en la era tecnológica el Internet es la herramienta de búsqueda de información y servicios más importante, el vértigo de la vida moderna ha llevado que cada vez más dependamos de los servicios que ofrece  Internet, nuestras transacciones bancarias comunes, el correo electrónico, compras, pago de servicios como teléfono, electricidad, agua, aseo, televisión por cable pueden hacerse vía Internet, esto conlleva a que cada vez tenemos que esforzarnos más por la protección de nuestros datos en la red.

Como lo hemos señalado en otros artículos, nada es privado en la red y es algo que tenemos que tener claro, es por ello que las instituciones financieras cumplen complejos protocolos de protección para evitar el robo de los bienes de sus clientes. Sabemos que todo lo que va por la red es susceptible al hackeo por parte de piratas informáticos, por esa razón toda nuestra actividad en los diferentes portales debe mantenerse protegida por contraseñas. La contraseña protege de violaciones comunes a los protocolos de seguridad, éstas están almacenadas por las centrales de los sitios Web bajo estrictas medidas de seguridad. Por ejemplo, el gigante informático Google mantiene una base de datos de todos sus usuarios Gmail, por lo que cuando se introduce una contraseña errada, automáticamente Google envía una alerta al teléfono y cuentas alternas del dueño de la cuenta, advirtiendo de bloqueo por sospecha de fraude. Ahora los sitios Web se aseguran de que selecciones tu contraseña lo mejor que puedas, algo que apenas hace unos años no era necesario.     

En los comienzos de la era del Internet público, la mayoría de los usuarios contaban con una sola casilla de correo y, por ende, era fácil recordar su contraseña. No había además servicios como Facebook, Twitter y demás como para tener que recordar contraseñas adicionales. Hoy en día las cosas son muy distintas, ya que la mayoría de las personas deben recordar al menos dos o tres contraseñas de varios sitios o servicios. Por eso usar una misma contraseña en todos estos portales nunca es una buena idea, ya que si ésta es descubierta en uno de ellos, el resto de nuestros accesos estarían en peligro.

Tener contraseñas distintas ha llevado a la gente a comenzar a disminuir la complejidad de las mismas, y eso tampoco es una buena idea. Existen diversos tipos de contraseña que deberíamos evitar. Hay algunas que son muy obvias como la típica “123456” o nuestro nombre, por ejemplo, pero tampoco es recomendable el uso de contraseñas que involucren otros detalles personales del usuario, como puede ser nuestro año de nacimiento, el teléfono, el nombre de la pareja, el nombre de la mascota, etc.

A su vez, tampoco se sugiere hacer uso de palabras que se puedan encontrar en el diccionario, y con esto nos referimos a cualquier palabra sin importar si es en inglés o en español. Debemos evitar también diversos elementos culturales, así que olvídate de usar “superman” como contraseña y mucho menos combinaciones de teclas demasiado obvias, como pueden ser “qwerty” o “abc123”, etc. La elección de la contraseña tiene que ser hecha con mucha habilidad, pues debe ser fácil de recordar pero imposible de descifrar, cómo hacerlo, sigue leyendo.

¿Qué debe incluir una contraseña fuerte?:

-Su extensión debe ser de al menos 8 caracteres.

-Se deben utilizar letras mayúsculas y minúsculas.

-Se deben utilizar números.

-También debe contener símbolos (!?#$&/).

Si combinamos estos cuatro elementos en una contraseña, puedes dar por seguro que las posibilidades de que la misma sea descubierta por algún tercero son prácticamente nulas. Por supuesto, cuanto más larga y compleja sea la contraseña, mejor aún, aunque tampoco debemos usar una que luego no seamos capaces de recordar. Lo más recomendable es anotar dicha contraseña en una agenda tradicional que nunca salga de nuestra habitación y que tengas en la caja fuerte o bajo llave. Los respaldos de contraseñas y claves de cajeros automáticos si son respaldadas para evitar olvidos, deben respaldarse en físico y en agendas o libros que nunca saques a la calle, pero que tampoco llame la atención de nadie en casa. Nunca respaldes contraseñas en el correo electrónico ni en el teléfono celular, además, se recomienda cambiar la contraseña y las claves cada tres meses. La seguridad de tus datos personales y bienes depende de qué tan ávido seas a la hora de proteger tu información, sé precavido y aprende a seleccionar contraseñas seguras. ¡Saludos!  

____________________________

Fuentes informativas

Sitios Web

http://www.cablenoticias.tv/vernoticia.asp?titulo=Contrasenasquenuncadeberiasutilizar&WPLACA=35775&utm_content=bufferf5d80&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

http://www.muycomputer.com/2014/07/08/contrasenas-seguras

Imágenes

http://www.cablenoticias.tv/vernoticia.asp?titulo=Contrasenasquenuncadeberiasutilizar&WPLACA=35775&utm_content=bufferf5d80&utm_medium=social&utm_source=twitter.com&utm_campaign=buffer

http://www.formatea2.com/como-elegir-contrasenas-seguras-en-internet/

http://www.mundonegocio.pe/noticias/4133/1/como-elegir-contrasenas-seguras

http://noticias.terra.cl/tecnologia/tipsparaelegirymantenercontrasenasseguras,82ad78d9d57b7410VgnVCM20000099cceb0aRCRD.html

http://noticias.terra.cl/tecnologia/tipsparaelegirymantenercontrasenasseguras,82ad78d9d57b7410VgnVCM20000099cceb0aRCRD.html

Compilado por el equipo de Barinas.net.ve

El hogar virtual de la familia de Barinas

 

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.