Iniciar sesión
 Usuario
  
 Contraseña
  
  Recordar mis datos
 
 

Encontrar aquí


Menú

  • Principal
  • Iniciar sesión
  • Translate to English

Servicios

Barinas



Infopedia Barinas
Historia, Turismo y todo lo que buscas está en la Infopedia Barinas


Entretenimiento

Actualidad

Galería

Productos

Varios


Foto Clasificados
Información para tus anuncios  
Foto Clasificados

Más artículos


Acceso rápido

Fotografías, Galerías y Postales

Lo último del Foro



Compra y vende


Chat

Chatea, conoce gente y disfruta en Barinas




> Artículos y noticias > General


¿Cómo creer en la revolución bonita?





Como creer en el “proceso de cambio” cuando tenemos los mayores ingresos petroleros de nuestra historia patria y aún siguen venezolanos y niños mendingando en las calles. Venezolanos sin techos suplicando que ahora la actual Ministra de vivienda y hábitat, la quinta persona al frente de esa instancia creada hace tres años resuelva el problema habitacional de nuestro país. Que alguien me diga ¿cómo debo hacer para creer en la revolución bonita?

Indudablemente, en nuestro país existe un sentimiento colectivo por una nueva Venezuela. Ese mismo sentimiento que la mayoría de los venezolanos tuvimos hace 9 años, cuando se nos prometió un cambio profundo, amparado por un proceso revolucionario que generaría verdaderos cambios en las instituciones y sobre todo en el venezolano. En nuestros corazones se sembró esa esperanza hacia el nuevo rumbo, hacia el cambio definitivo que nos impulsaría de una vez por todas al desarrollo económico y social. Se nos prometió que Venezuela sería una pequeña gran potencia en la región. Se nos prometió que acabarían con la corrupción, burocracia y todos los vicios del pasado, se nos prometió el “poder para el pueblo”, nos prometieron tantas cosas que cada uno de nosotros, los creyentes y esperanzados en esta “revolución” salíamos en cada proceso electoral a manifestar el apoyo a los líderes o dirigentes de esas propuestas. Han pasado casi diez años, ese sentimiento de cambio por una mejor Venezuela aún se mantiene en nuestros corazones, pero desde otra posición, desde otra perspectiva, desde la NUEVA OPOSICIÓN, fresca, joven, centrada en querer el verdadero desarrollo del país. Sentimiento que se fortaleció el 2-D y se ratifica nuevamente en las pasadas elecciones primarias del partido oficialista, donde se demostró la gran apatía de los militantes en participar. ¿Descontento? Esa gran mayoría que una vez gritaba su respaldo al Presidente Chávez y en muchos casos fanatismo y entreguismo, se ha visto diezmada. Nosotros los que alguna vez fuimos fervientes seguidores del Presidente Hugo Chávez, quienes estuvimos años en defensiva y ofensiva revolucionaria hemos decidido abandonar el barco cuyo norte se ha perdido, cuya brújula ha fallado. Conscientes que en casi 10 años de gobierno, manejando 21 de las 23 gobernaciones, total control del poder Legislativo, Judicial y Electoral sigamos con situaciones alarmantes de inseguridad, pobreza, crisis hospitalarias entre otros. Es absurdo pensar que se hable de crecimiento económico y social en Venezuela, cuando se ha incrementado la inseguridad y existe mayor cantidad de atracos y robos, mayor cantidad de homicidios y sicariatos, cuando en un hospital carece de insumos y la infraestructura es pésima, por el solo capricho de instalar un sistema público de salud paralelo, que fue determinante para crear una crisis asistencial sin precedentes en nuestro país. Como creer en ese proyecto cuando las ciudades se sumergen aún más en el subdesarrollo, considerando el caos vehicular producto de ineficientes políticas de desarrollo y mantenimiento de vialidad. Como creer en esto, cuando no ha existido mano dura contra la corrupción y los corruptos son premiados en otros cargos públicos y cuando alguien intenta denunciar dichos actos, se considera traidor, escuálido…entre muchos otros descalificativos. Como creer en el “proceso de cambio” cuando tenemos los mayores ingresos petroleros de nuestra historia patria y aún siguen venezolanos y niños mendingando en las calles. Venezolanos sin techos suplicando que ahora la actual Ministra de vivienda y hábitat, la quinta persona al frente de esa instancia creada hace tres años resuelva el problema habitacional de nuestro país. Que alguien me diga ¿cómo debo hacer para creer en la revolución bonita? Como dijo una "emotiva" dirigente oficialista: “esto ya llegó al llegadero” por lo tanto, después de las próximas elecciones regionales y municipales, debemos considerar otros caminos de lucha, sin egoísmos, sin intereses personales, consideremos la tercera vía como NUEVA OPOSICIÓN, decretándole la muerte a los viejos dirigentes que nos han llevado a donde estamos ahora.

Puntuación: 3.0/5 (3 votos)






Información del usuari@:

Sanabria Jimmy

Publicaciones: 1

Más información aquí

Lecturas: 2494 [ General ] Publicado por jsanabriag el 2008-06-04 12:47:13 Comentario(s): ( 0 )


Comentarios

¡Sea el y/o la primer@ en publicar una opinión y/o comentario!

Comentario

Deberá iniciar sesión para enviar un comentario en esta publicación.