Iniciar sesión
 Usuario
  
 Contraseña
  
  Recordar mis datos
 
 

Encontrar aquí


Menú

  • Principal
  • Iniciar sesión
  • Translate to English

Servicios

Barinas



Infopedia Barinas
Historia, Turismo y todo lo que buscas está en la Infopedia Barinas


Entretenimiento

Actualidad

Galería

Productos

Varios


Foto Clasificados
Información para tus anuncios  
Foto Clasificados

Más artículos


Acceso rápido

Fotografías, Galerías y Postales

Lo último del Foro



Compra y vende


Chat

Chatea, conoce gente y disfruta en Barinas




> Artículos y noticias > General


Lo importante y lo urgente





¿Qué es lo importante?, y ¿qué lo urgente?. ¿Acaso no son estas cosas dos asuntos diferentes con significados muchas veces confundidos?.

¿Qué es lo importante?, y ¿qué lo urgente?. ¿Acaso no son estas cosas dos asuntos diferentes con significados muchas veces confundidos?. Lo urgente ejerce generalmente una tiranía en el estilo de vida del ser humano común y aunque no es siempre así lo urgente está representado por presiones ajenas a nuestra voluntad, que escapan a nuestro control. Sin embargo, pudiésemos agregar que lo urgente en muchos casos (no en todos) puede ser el producto de la pereza, la negligencia, de dejar pasar lo importante, de dejar para después el cumplimiento de lo que debe hacerse, e inclusive, hasta de una dizque inconsciencia. La urgencia se ha convertido hoy en día en un detonante de ansiedad, angustia y stress, y en la sociedad por el afán desmedido de lograr, conseguir u obtener cosas, objetos, relaciones intrascendentes y poco sanas. En un mundo globalizado, muchas personas pasan entonces lo importante por debajo de la mesa, dejando de hacer, pensar, decir, sentir y actuar con un criterio que permita humanizar al ser humano y hacer de la vida una experiencia placentera y satisfactoria. Para muchos se ha convertido en norma la falta de responsabilidad, la poca seriedad, la falta de compromiso, generando esto que no se logre ni eficacia ni eficiencia, que en suma permiten la efectividad. Se ha convertido en norma dejar para mañana lo que hoy puede hacerse, y aún más, se ha perdido el valor de la palabra y la fe en las personas, aunque como dicen las sagradas escrituras: “Maldito el hombre que confía en el hombre”. En tal sentido, es necesario acotar que debemos repensar nuestra forma de actuar y analizar cada uno de los motivos que tenemos para hacer o dejar de hacer, decir o callar, sentir y expresar o sentir y reprimir. Es necesario que ante lo acelerado del mundo y sus dinámicos procesos cotidianos, podamos valorar que aún hoy y con mayor peso histórico, moral y ético, debemos ser conscientes, constantes y consecuentes en lo que es importante, y de esta manera podremos alcanzar una victoria al minimizar lo urgente, es decir, cumpliendo con nuestras responsabilidades y deberes, con lo que nos concierne, pero también prestando ayuda y colaboración con lo que creemos que no tiene nada que ver con nosotros. Hay que restaurar el amor por el buen y el bien hacer de las cosas, sean pequeños detalles o grandes empresas, cuando y donde debe hacerse, ni más tarde ni luego puesto que el tiempo necesario es el actual y el más propicio para lo que hacemos y hemos de hacer. Hay que rescatar valores tan trascendentes en la sociedad como la responsabilidad, la honestidad, la honradez, la sensatez, la valentía, la solidaridad, la veracidad, la humildad, la mansedumbre, la fe, y tantos otros más que fácilmente pueden hacer vida en lo más profundo e íntimo del corazón humano. No permita usted amigo(a) mío(a) que cosas tan importantes como entregar una planificación, hacer un cobro, efectuar un pago, hacer esa llamada, abrazar a un hijo, colocarse esa vacuna, expresarle su amor a sus padres y otros seres amados, estrechar la mano de un amigo, tramitar un pasaporte o una nueva cuenta bancaria, se conviertan en urgencias. Haga el esfuerzo necesario y pertinente para darle el justo y preciso valor a las cosas, priorizando y ajustando el compromiso y el cumplimiento a un estilo de vida que luce más agradable, satisfactorio y alejado de angustias. Recuerde como reza el sabio adagio popular, “del apuro sólo queda el cansancio”.

Puntuación: 5.0/5 (1 voto)






Información del usuari@:

Alixon Reyes

Publicaciones: 2

Más información aquí

Lecturas: 3125 [ General ] Publicado por alixdavid79 el 2008-03-18 21:42:59 Comentario(s): ( 1 )


Comentarios

Por Invitado: luis nava (25-02-2010 08:47) |  Buen Comentario Mal Comentario  +0 | + / -

la oreja de van gog nuevo disco

A pesar de que en la agenda ver? que poco a poco van apareciendo algunos conciertos aislados, nuestra idea para este 2010 es dedicarlo a escribir, preparar y grabar un nuevo disco. Visitaremos algunos lugares que nos quedaron pendientes durante la pasada gira e incluso probaremos la experiencia de tocar con la Joven Orquesta Sinf?a de Salamanca. Naturalmente os contaremos cada detalle cuando llegue el momento, pero lo que hoy nos trae aqu?s algo totalmente diferente.

Ha llegado la hora, como os cont?mos al principio, de componer nuevas canciones para un nuevo disco que abra, en definitiva, una nueva etapa: ¡volvemos a nuestro querido local de ensayo! Pero esta vez se nos ha ocurrido una idea diferente e ins?a al menos para nosotros. Nos encantar?que la se?que indique el comienzo de este per?o creativo fuera un pasaje musical inspirado en alguna historia vuestra. Desde hace mucho tenemos muy claro que si alguien se merece nuestra atenci?ois todos los que hac? grande nuestro grupo as?ue, si os apetece, nos encantar?contar con vosotros para este experimento%u2026

Contadnos vuestra historia de amor, ya sea real, imaginaria, feliz o triste, y nosotros por nuestra parte elegiremos la que m?nos llame la atenci?ara intentar convertirla en una peque?anci?ue, por supuesto, colgaremos aqu?ara todo el mundo.

Comentario

Deberá iniciar sesión para enviar un comentario en esta publicación.