Iniciar sesión
 Usuario
  
 Contraseña
  
  Recordar mis datos
 
 

Encontrar aquí


Menú

  • Principal
  • Iniciar sesión
  • Translate to English

Servicios

Barinas



Infopedia Barinas
Historia, Turismo y todo lo que buscas está en la Infopedia Barinas


Entretenimiento

Actualidad

Galería

Productos

Varios


Foto Clasificados
Información para tus anuncios  
Foto Clasificados

Más artículos


Acceso rápido

Fotografías, Galerías y Postales

Lo último del Foro



Compra y vende


Chat

Chatea, conoce gente y disfruta en Barinas




> Artículos y noticias > General


ENSAYO: EDUCACIÓN Y DEMOCRACIA



Portal del estado Barinas - www.Barinas.net.ve

Por: Hermes Antonio Varillas Labrado INTRODUCCIÓN Para la realización de este ensayo sobre Educación y Democracia, se tomó como base el artículo o especie de trabajo documental EDUCACIÓN Y DEMOCRACIA: EL CASO DE VENEZUELA realizado por Fernando Reimers del cual he tomado algunos fragmentos que a lo largo del mismo estaré parafraseando con la sana intención de respetar el derecho de autor y así evitar la condenable praxis del plagio de producción intelectual.

El referido autor inicia el desarrollo del referido artículo con una especie de referencia histórica al comentar que "con el regreso de la democracia a varios países de América Latina ha de renovarse el interés por la relación entre educación y democracia", dado que en la mayoría de los países latinoamericanos se atravesaba por una suerte de dictaduras militares que obscurecieron, a su conveniencia, los sistemas educativos propios de cada país, donde se conocieron en el siglo pasado muchos aportes valiosos a la ciencia de la pedagogía y la didáctica, verbigracia, la teoría del insigne venezolano Simón Rodríguez, quien sentó las bases para la Educación Básica en Latinoamérica, concebida 200 años como proyecto visionario. Más adelante agrega que durante la penúltima y última décadas del siglo pasado este renovado interés se vio concretado en numerosas reuniones y publicaciones en la región. En 1 987, la Organización de los Estados Americanos (O. E. A.) organizó un foro sobre educación y democracia, cuyos resultados fueron publicados en un número especial de La Educación., que orientaban la líneas generales en que se debían conducir a futuro los Sistemas Educativos de la región. Este interés en las interrelaciones entre educación y democracia, se observa también allende los mares de Latinoamérica e incluso muchos años antes en los mismos E. E. U. U., con trabajos valiosísimos de pedagogos de la talla de John Dewey (Democracy and Education), y James Conant (Education and Liberty: The Role of the Schools in a Modern Democracy). Y aunque el estudio lo centra en lo que ocurre con la Educación y la Democracia en nuestro país, por razones muy obvias entre las que cabe destacar, tres décadas de experiencia democrática, el enorme presupuesto asignado o los acontecimientos muy sonados de intentonas golpistas y manifestaciones populares que le dan una caracterización especial al proceso político, para lo cual plantea como fórmula una triada de hipótesis que permite la explicación que lamentablemente nuestro caso confronta muy pobres resultados del sistema educativo; cierra entonces su estudio con una reflexión muy determinante para el caso particular de su país: México. Para el caso de este ensayo se estará analizando y aportando opiniones acerca de la formulación de esas tres hipótesis centrales para explicar el fracaso del sistema educativo venezolano que debió estar orientado a consolidar la democracia iniciada en 1 958, con el final de la dictadura perejimenista. ANÁLISIS DEL CASO VENEZOLANO Dentro de las razones que el autor esboza para explicar el porqué se decidió por el caso venezolano, no sólo responde a la tradición democrática para las décadas pasada, también esgrime como argumento que lo elevado del presupuesto asignado a la educación es otra razón poderosa. Es de destacar que Venezuela llegó a asignar durante el V y VI Plan Nacionales al sistema escolarizado, incluyendo el nivel Superior, un presupuesto equiparable con el asignado a la inversión que hicieron todos los demás países sudamericanos en conjunto. Y este análisis situacional pasa por realidades como el contexto de la parte de infraestructura para lo cual el autor asigna una importancia tal que nos expresa lo siguiente: "En la medida en que el niño descubra la bondad de la escuela se irá haciendo una idea de lo que es la sociedad y de lo que son sus instituciones. Pero lo que sucede con frecuencia es que un niño vive los años de su educación primaria en una escuela donde muchas veces no hay agua, ni alcantarillado, ni espacios agradables...". Según algunos expertos en materia de infraestructura, la realidad en nuestro país sobre lo que representan los espacios en la escuela en el área urbana y no se diga del área rural, nos conducen a expresar que son verdaderos ranchos. De nada vale seguir inaugurando escuelas y más escuelas cuando la necesidad perentoria es rehabilitar casi un 70% de ese recurso físico existente que son las instalaciones educativas. De esta realidad parte el autor para explicar bajo la concepción de un trío de hipótesis las razones causales y no casuales del fracaso en esa relación bivalente que se debió operar entre Democracia y Educación en nuestro caso venezolano, que para la región latinoamericana resulta el más emblemático. Estas hipótesis analizadas bajo un estudio pormenorizado tienen su asidero para la tesis que se quiso comprobar que no era otra cosa que la calidad de la educación está íntimamente relacionada con un proceso y calidad de vida verdaderamente democrático, pues para el autor y por supuesto el común de los humanos, es válido el principio que: La democracia es un invento. Y por ser un invento, una creación, es necesario enseñarla y es necesario aprenderla. Analicemos entonces esta terna de hipótesis con la intención de comprobarlas, a saber de lo siguiente: 1) El uso del sistema educativo como instrumento para clientelismo político-partidista, es la primera hipótesis del autor y razones hay más que suficientes para tomarle como causa perversa de lo que nos genera la tesis o conclusión. Durante los llamados 40 años de puntofijismo se vivió en el gremio educativo una suerte de vicio que operaba en el M. E. , en cuanto a la asignación de cargos que eran repartidos mediante cuotas al partido del status un porcentaje y a los sindicatos otro tanto, sin importar las credenciales de méritos del aspirante a ingresar al ejercicio de la docencia. Es par el año de 1 992 cuando se aprueba un Reglamento de Ejercicio de la Profesión Docente que establece un Régimen de Concursos, que en teoría daría una nueva imagen a la selección de un recurso tan importante como lo es el de ese Profesional signado de idoneidad, competencia y vocación de servicio: sin embargo hasta la presente fecha es poco o nada, el cambio que se ha operado, por cuanto la práctica del clientelismo político-partidista aún persiste; los concursos inexplicablemente se suspendieron y año tras año se observa el ingreso de cualquier cantidad de bachilleres y personal no graduado a las escuelas, quedando cantidad considerable de licenciados y pedagogos desempleados a la espera de un cargo en las puertas del despacho de las Zonas Educativas. 2) El descuido de los niveles básicos de educación, a los que tiene acceso la mayoría de la población, en dos áreas: educación de calidad, que permita acceder a empleos productivos, y educación para la participación democrática. Esta hipótesis está directamente relacionada, además, con las oportunidades de estudio que se ofrecen a nivel de media, diversificada y profesional, e incluso con el nivel superior. En nuestro país el sector de Planificación está desfasado con relación al puente que debería tenderse entre la oferta y demanda de empleos de las empresas privadas y del sector oficial, es así como observamos que la mayoría de las carreras en el ámbito universitario se escogen por métodos muy folclóricos por parte de los jóvenes a ingresar a las mismas, cuando la realidad obliga a conocer a ciencia cierta cuál es la verdadera demanda de profesionales en un área determinada. 3) La falta de autonomía de las escuelas, que ha impedido a los directores y docentes coordinar su tarea con la comunidad educativa para generar respuestas propias a las dos áreas mencionadas en la hipótesis anterior. Caso muy patético se pudo observar antes de la implantación del nuevo diseño curricular en el quinquenio del segundo período presidencial del Dr. Rafael Caldera, donde se le dio amplitud y libertad a estos actores, en teoría, para que pudiesen tener la posibilidad de elaborar su Curriculo Básico Local y Regional, en tanto que era una práctica perversa en los anteriores quinquenios de elaborar y pretender imponer de las oficinas del ME, lo concerniente a planes y programas. Más grave aún, es el caso relacionado con la promoción y remoción del recurso humano en los Planteles Oficiales, en tanto que la normativa legal es muy complaciente con el caso de docentes poco productivos, sin ética o sencillamente indolentes ante el proceso de cambios que debe operarse constantemente en su entorno escolar. No así en los Planteles Privados donde los dueños de esas Instituciones aplican criterios de empresa privada para la permanencia y promoción de sus docentes. Sobre este particular, escribe el autor lo siguiente: “Una de las grandes tareas de la democracia es hacer de la educación un bien público: mientras una sociedad acepte que existe una educación privada de una calidad y una educación oficial de otra calidad, nunca tendrá educación pública.” Luego de analizadas las hipótesis manejadas por el autor y sobre la base de su conceptualización de lo que para él es democracia “Un ideal difícil de alcanzar. Pero no una utopía imposible”, es importante destacar como colofón, que para lograr ese ideal debemos anteponer una firme toma de decisión en colectivo. Muy acertado su comentario cuando enfatiza que: Si hay decisión firme de lograrlo y se aprovechan al máximo los recursos humanos --de la mente, de la voluntad, del afecto, del esfuerzo cotidiano en el trabajo--, puede muy bien realizarse. Esto ocurrió con el caso del Japón donde no fue el recurso existente en el subsuelo lo que condujo a un estado de éxito a esta potencia en tecnología, fue una materia más valiosa que el oro y el petróleo, la materia gris de sus ciudadanos dispuestos a luchar de forma colectiva por el bien de su nación, con tesón, orgullo y sobretodo una educación cimentada en valores de autoestima, honestidad, humildad y sobretodo esfuerzo sostenido. Igual fórmula aplicaron la totalidad de los países que conforman el llamado grupo de “tigres asiáticos”. No es necio repetir que esa relación biunívoca que debe existir entre Educación y Democracia debe partir, indudablemente de este primer bien: “la educación de la población del país para que llegue a ser un auténtico pueblo. No un rebaño de borregos, no un conglomerado de esclavos, no una masa amorfa sin capacidad de determinación y decisión, sino un grupo de hombres libres, conscientes y responsables. Iluminados, alertas y decididos”. Platón en su diálogo La República (Politeia), sostiene que: para llegar a un óptimo régimen político hay que educar a los ciudadanos. Sin educación, los hombres y mujeres de un país no pasan de ser eternos niños, sujetos siempre a los mandatos despóticos de los gobernantes. Es en síntesis, lo que contempla en sus principios filosóficos la Constitución de nuestro país cuando nos dice que debemos profesar y defender a toda costa la autodeterminación de los pueblos, orientada esta filosofía por las geniales ideas pedagógicas del insigne Simón Rodríguez cuando enfatizaba que para hacer República es necesario la formación de buenos ciudadanos. Y hablar de Simón Rodríguez es hablar de una caterva de eminentes Maestros que han repetido hasta la saciedad la fórmula simple y llana para lograr una verdadera forma de practicar la Democracia. . . con más y más Educación. Arturo Úslar Pietro, lo sentenció una y otra vez, en conferencias, en sus publicaciones de prensa diaria, en sus libros dedicados a los maestros que tanto admiraba y a su vez exhortaba de manera vehemente: Si queremos vislumbrar la Venezuela del mañana, asomémonos a las aulas de la escuela. . . el taller donde se construye la Venezuela del mañana no está ni siquiera en las oficinas de los altos poderes oficiales, está en nuestras escuelas. Aun cuando pareciese un análisis sobre un ambiente de pesimismo y escepticismo, un poco para culminar de la misma forma como lo hace el autor del artículo, no cabe duda que merece plantearse el enigma sobre qué tanta voluntad pueda tener nuestra población para realizar esta quijotesca labor de hacer ciudadanía, y la respuesta no se hace esperar. De verdad, es necesario reflexionar sobre esa capacidad innata de nuestro gentilicio, máxime cuando somos una generación de estirpe procera, con exponentes en diferentes ámbitos y áreas del saber y la ciencia y tecnología, en bellas páginas de la historia por ser una nación con un bien ganado respeto de otras naciones, por nuestro protagonismo en el concierto tanto continental como mundial que nos hacen sentir orgullosos de haber nacido y vivir en la Patria del genio de América: Simón Bolívar. Esta reflexión no puede ser un saludo a la bandera, realmente se necesita de una toma de conciencia en colectivo para que entendamos que todos somos participes del destino de nuestra nación y de ese ejercicio en Democracia, cada cual con una pequeña o gran cuota de responsabilidad, pero al cabo sin dilaciones, seremos en materia de Democracia lo que nos propongamos hacer en Educación y viceversa. Ahora para hablar en forma general de lo que interesa, que no es otra cosa que la utilidad práctica de la Educación en cuanto a una Democracia posible, partimos de un concepto de lo que se considera este último término. Se podría definir Democracia como la acción del colectivo de ciudadanos que en atención a un orden establecido, progresivamente va tomando una serie de decisiones que permiten de forma endógena ir hacia la búsqueda de adecuación creciente con la perfectibilidad como norte y visión entre los individuos que conforman esa sociedad (conjunto de ciudadanos) y el entorno que les rodea, en atención a toda forma de interacción. Para entender un poco este concepto, veamos pues la disposición a entender la humanidad entera que debe enfrentar la Educación no sólo como el acto de enseñanza sistemática escolarizada, va mucho más allá, es inclusive crear conciencia en la ciudadanía del uso racional que se debe hacer de los recursos naturales existentes en el ambiente, por citar un ejemplo práctico. Hablando en el ámbito de todo el planeta, existe el peligro inminente que se produzca una escasez de grandes proporciones en cuanto al agua potable, aunque parezca mentira, es el caso planteado en una Carta hipotéticamente escrita en el año 2 070. Se nos plantea una reflexión dramática sobre lo que podría ocurrir si continuamos usando y contaminando irracionalmente ese recurso; potencialmente tendríamos países enteros sin fuentes acuíferas y los que tuviesen la fortuna de preservar tal cual río o lago, tendrían al ejército custodiando dichas fuentes. El aire se enrarecería por efecto de la falta de capa de ozono en la atmósfera y de la capa vegetal en la tierra, la cual sufriría el efecto de desertificación, situación que impactaría seriamente a la naturaleza y que conduciría a las naciones a prácticas poco democráticas, verbigracia, guerras internas entre la población, racionamiento en el suministro del vital líquido, y otras tantas medidas en función que el agua se convertiría en un bien mejor cotizado y custodiado que el oro de las arcas del tesoro nacional o el petróleo. No hace falta emitir conclusiones de esta hipótesis, huelgan los comentarios de lo que debemos hacer en materia de Educación para evitar que vayamos hacia esa situación conflictiva que podría resultar irreversible para el futuro de nuestras generaciones. CONCLUSIÓN Mas que una conclusión, es una especie de reflexión sobre lo que puede ocurrir con las tres hipótesis a futuro, si se controlan una serie de variables que podrían redundar en darle de verdad ejercicio pleno de sus derechos a la ciudadanía para que podamos hablar de una Educación que coadyuve en la refundación de una Democracia de participación y protagonismo como lo contempla en su visión de Nación Soberana, nuestra Carta Magna. En el primer caso, no es osadía monitorear que para la presente gestión gubernamental se ofreció la aprobación de una nueva normativa legal para el ingreso a la docencia con métodos más innovadores que permitirán evaluar el desempeño en un año de prueba del aspirante mediante trabajo y proyectos comunitarios. De la aplicación de métodos verdaderamente democráticos dependerá que no sufra una perversión esta nueva normativa legal, siempre y cuando las comunidades se organicen de forma sistemática para que se someta a un proceso justo la evaluación de ese nuevo docente. De la segunda hipótesis la reflexión que amerita exponer es que en nuestro país, lamentablemente no existe cultura para la formación de carreras medias en tecnológicos, la gran mayoría de los jóvenes universitarios fracasan en sus estudios por seguir carreras que les permitirán ocupar status de élite. Existe de verdad una carencia en cuanto artesanos y profesionales a nivel medio que se formen en Escuelas Técnicas y hacia allí va dirigida la nueva transformación curricular, el nivel de media y diversificada debe desaparecer para darle paso a las escuelas tecnológicas que permitan satisfacer esta necesidad y remediar la carencia de Técnicos Medios en sus disímiles campos de educación para el trabajo productivo. Eso es, sencillamente lo que ocurrió en países desarrollistas donde se logró el milagro agrícola y tecnológico. Nos deja como reflexión el autor lo siguiente: “Hacer transformaciones en educación no significa, con frecuencia, hacer nada nuevo; lo que significa es darle una perspectiva distinta a las mismas cosas que se hacen y en eso consiste la transformación.” Aun cuando parte importante de la tercera hipótesis es un problema de toma de conciencia, tanto individual como colectiva, es bueno retomar lo que afirma el autor del ensayo en cuanto al rol del docente: El gran instrumento para la formación democrática es indudablemente la forma como el profesor conduce la rutina del aula. Los maestros son muy importantes para los niños. Los maestros siempre obtienen resultados, buenos o malos, porque son re-editores sociales: personas que tienen autoridad, atribuida por la sociedad, para cambiar modos de pensar, modos de sentir y modos de actuar en los niños y jóvenes que son sus alumnos.

Puntuación: 4.0/5 (19 votos)






Información del usuari@:

Varillas Labrador, Hermes Antonio

Publicaciones: 119

Más información aquí

Lecturas: 18698 [ General ] Publicado por potosino2006 el 2006-02-03 16:03:00 Comentario(s): ( 4 )


Comentarios

Por Invitado: Rondon rondon Maribel c.i: 18.046.886 t. (18-07-2010 17:45) |  Buen Comentario Mal Comentario  +0 | + / -

En sus metodología pedagógicas

Se pudiera decir que todos los jóvenes juegan un papel importante en la construcción de un país de ellos pudiendo el futuro de todos los venezolanos y las universidades cumplen un papel muy fundamental unas sea rogadas y muy objetivos, pero se han creado otras que no le importa la calidad del alumnado si no la cantidad o demanda es por eso que sus profesores son flexibles a su manera.

En cuando inmerecían de los y jóvenes en lo político los medios de comunicación juegan un papel muy importante ya que ellos son el espejo y reflejo de la situación del país, tomando en consideración que existen medios que transcribersan la información y siguen objetivos personales otros por temor de tener problemas lo cierto es que si queremos personas capaces de dirigir a nuestro país de crear ideas fundamentales, objetivos y de producción no cabe la menor duda que la universidades juegan un papel muy fundamental en todo esto?..

Por Invitado: Ricardo Linares (27-06-2009 23:09) |  Buen Comentario Mal Comentario  +0 | + / -

ME MUESTRO

Por Invitado: Ricardo Linares (27-06-2009 23:07) |  Buen Comentario Mal Comentario  +0 | + / -

Estoy haciendo mi tesis y es de gran ayuda :D graciasssss!smileboogie TODOS SON UNOS :O xD eek

Por Invitado: Ricardo Linares (27-06-2009 23:05) |  Buen Comentario Mal Comentario  +0 | + / -

: laughgiggleque fino informee! winknod:smile

Comentario

Deberá iniciar sesión para enviar un comentario en esta publicación.